lunes, abril 13

Fin de temporada del Velero Tin Tin en Tailandia 2015


70.- FIN DE TEMPORADA EN TAILANDIA

A través del blog especial para las singladuras Las singladuras del velero Tin Tin hemos ido enviando crónicas en formato de texto sobre la mayoría de las vicisitudes que vivimos durante estos meses de navegación por aguas de Malasia y Tailandia. En este momento podemos disponer de buena cobertura y calidad de señal de Internet y por eso subimos este nuevo reportaje fotográfico comentado al blog principal. Deseamos que os guste y esperamos vuestros comentarios.
 


 Como ya conocéis de anteriores reportajes, Malasia y Tailandia disfrutan de un paisaje espectacular donde la naturaleza se presenta soberbia y magnificente. La mayoría del tiempo sus aguas costeras se mantienen en relativa calma y sólo son alteradas por la irrupción de un monzón reforzado (por el invierno con vientos del NE y por el verano del SW) o por tormentas que se presentan en cualquier momento
 


 
Ya hemos subido a este espacio otras fotografías de los lugares por los que hemos navegado, pero no nos cansamos de enfocar el paisaje y plasmarlo una y otra vez en nuestras cámaras. A veces parece que estuviéramos en un mundo mágico y antiguo rodeados de mil y un estímulos visuales que a poco que nos despistemos, nos trasladarían a parajes donde pudiera aparecer de golpe un pelagornis prehistórico surcando los aires o un elasmosaurus rompiendo la tranquilidad de las aguas.



 Malasia y Tailandia comparten el mismo mar de Andamán, e independientemente de políticas y religiones, la orografía es similar. Respecto a la transparencia de las aguas es donde Tailandia dispone de una costa más adecuada para realizar cualquier actividad submarina al gozar de una visibilidad mucho mayor. Malasia se encuentra más centrada en el Estrecho de Malaca con corrientes marinas mucho más fuertes y sobre todo una red fluvial notable que aporta a las aguas costeras gran cantidad de materia vegetal en suspensión.



 Esta temporada hemos conseguido de nuevo disfrutar de una navegación pausada, lejos de las miles de millas anuales que realizamos en temporadas anteriores. Por ello volvieron los buenos hábitos a bordo al estar relajados mentalmente y no tener que cumplir objetivos pues las distancias navegadas este año han sido relativamente pequeñas. 



 Al estar cerca de tierra y poder obtener productos frescos a través de mercados locales, conseguimos organizar de forma periódica los tradicionales hábitos alimenticios que son inherentes a nuestra cultura. Por ello una buena tortilla española, acompañada de un exquisito pan casero y regado de un excelente vino malayo hicieron las delicias de nuestro paladar ¡y pensar que en España solo se habla de “delicias” y “paladar” cuando tenemos frente a nosotros una pularda rellena de foi-gras y salsa de trufa negra!



 Normalmente siempre comemos en la cubierta e intentamos mantener en lo posible los buenos hábitos occidentales. Un mantel, platos y cubiertos adecuados y una sola excepción ¡nos hemos aficionado al “pitorro” para beber vino! (pitorro: vertedor aireador para los finos...) Tenemos buenos vasos y copas de todos los estilos, pero ese “pitorrillo” le da un gusto especial a nuestros caldos... También podéis observar ¡sabemos que sois unos cotillas! un tarro de cristal que contiene guindillas en vinagre, complemento que nunca falta en nuestra mesa.



 También comentamos con anterioridad a este reportaje el enorme abuso que se está cometiendo en materia de pesca en estos países. Comprendemos que Malasia con sus 30.000.000 de habitantes y Tailandia con 67.000.000 suman prácticamente 100.000.000 bocas que alimentar a las que hay que sumar los muchos millones de turistas que visitan anualmente los dos países. Por todo ello la mar está plagada de artes de pesca de todo tipo y también de estas singulares embarcaciones tradicionales de gran porte especializadas en la pesca con cerco. Podéis observar esa estructura superior que sirve para otear el horizonte en busca de señales de algún banco de pesca... aunque entendemos que por aquí se quedarán simplemente en “sucursales”.



 Pero a parte de la pesca industrial y organizada por grandes empresas que disponen de miles de embarcaciones dotadas de todos los sistemas para arrasar los mares, nos encontramos a menudo con el pescador que intenta hacerse con el sustento diario para él y su familia. Y son a estos humildes habitantes costeros, donde la pesca es un recurso básico, a quienes pronosticamos un muy negro futuro cuando la naturaleza se de por vencida y de por agotadas unas aguas que fueron extraordinariamente generosas.



 Viviendo en la mar como lo hacemos, somos observadores de todo lo que nos rodea y nos damos cuenta de como la naturaleza trata de defenderse utilizando los más variopintos sistemas. En esta época, coincidiendo con el desove de algunas de las principales especies de peces, éstos aprovechan de forma inmediata la relativa protección que ofrece nuestro casco para evitar ser diezmados por las barracudas, pero principalmente por unas redes de pequeñísima luz que solamente dejan pasar el plancton. 



Otros “animalitos” que se acercan periódicamente al casco del Tin Tin son las medusas arrastradas por las corrientes marinas con sus ponzoñosos tentáculos. Desconocemos si los núcleos que veis en la siguiente imagen corresponden a medusas adultas o nóveles, si están de cría o no, pero con la desaparición de sus depredadores naturales como son las tortugas, las ballenas, el pez sol, etc. y el aumento de la temperatura media del mar, se reproducen de manera incontrolada. Todos lo sabemos ya a estas alturas, si se rompe la cadena natural todo termina por desequilibrarse.



 Hoy leímos una frase que nos ha impactado especialmente atribuida a Toro Sentado, jefe nativo norteamericano de la tribu de los sioux que murió en 1890: “Solo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado y el último pez atrapado, nos daremos cuenta de que el dinero no se puede comer”. Nos parece una frase conmovedora y realizada con una gran perspectiva de futuro al observar como se estaba desmoronando su mundo en manos del “hombre blanco” y sus malas prácticas existenciales. Por ello esta imagen será dentro de poco un recuerdo, y cuando decimos “poco” nos referimos a unos “pocos” siglos donde los contaminantes de todo tipo cambien para siempre la faz del planeta. En nuestro caso, quien ha cambiado completamente de vida, ha sido la cámara fotográfica submarina la cual se ha negado definitivamente a funcionar. Os dejamos sus ultimas dos fotografías que corresponden a un arrecife tailandés.
 


 Pese a nuestro pesimismo al ver como el “hombre blanco” va destruyendo todo lo que toca sin ninguna expectativa de futuro, dando solo crédito a sus intereses económicos, no dejamos de admirar algunas de las imágenes que en constante evolución nos brindan una tenue esperanza. Y a veces pensamos, sentados sobre cubierta y en silencio, en el maravilloso planeta que hemos heredado. De vez en cuando nos atrevemos a imaginar bajo la paleta de colores de un orto u ocaso ¿qué sería del mundo si ese aire y esa mar se convirtieran en productos tóxicos... o ese amarillo fuera un signo de muerte por un exceso de radiación? ¿pero que importa verdad? a nosotros no nos afectará ¡cuando estemos muertos que nos echen al hoyo y los que vengan que se queden con el “bollo”! ¡dale Manolo... acelera!
 


 También hay romanticismo en el pesimismo, pese a poder constatar como el mundo que conocemos hoy en día depende de un hilo muy fino y por más millas que recorramos los signos de destrucción, especulación, aniquilación, esquilmación de la naturaleza son constantes e irrenunciables. Por un lado nos sentimos muy satisfechos de poder disfrutar aún de un planeta que aguanta estoicamente la invasión del ser humano y por otra nos sentimos realmente apesadumbrados por el empeño de autodestrucción al que estamos siendo abocados. Para nuestra microscópica vida la imagen que sigue reúne dos caras muy diferentes. Por un lado la belleza del paraje es incuestionable y por otro estamos en presencia de un cumulonimbo o nube de tormenta, el cambio estacional está cerca.
 


 Por estadística a principios del mes de abril el tiempo atmosférico cambia, los monzones del NE se debilitan, aparecen las nieblas, un calor sofocante y la ausencia de gradiente en el campo isobárico sobre el área invita a la I.T.C.Z. (zona de convergencia inter-tropical) a irrumpir desde latitudes más bajas. La proliferación de núcleos tormentosos aumenta y la temporada húmeda en Asía llama a la puerta con los primeros monzones del SW. Pero diferentes alteraciones o anomalías se han dado este año. El primer tifón (huracán en Asia) ha hecho acto de presencia mucho antes de lo establecido regularmente en los años anteriores. 
 


 La temperatura del agua de mar y ambiental es varios grados más elevada que lo normal para esta época. En el interior del país están pasando por momentos difíciles al haberse secado la mayoría de sus pozos de agua. El fenómeno del Niño que normalmente afecta a Sudamérica con abundantes lluvias y sequía en general para esta parte de Asía, no es el culpable ya que este año está actuando de manera muy tenue ¿cambio climático? Creemos que a estas alturas muchos de nosotros pensamos que este fenómeno es un hecho constatable. Ante la gran inestabilidad y falta de previsiones fiables, decidimos dar por terminada la temporada de navegación y retornar a la seguridad de la marina de Krabi, en Tailandia. 
 


 En las imágenes podéis observar el estrecho paso entre manglares para poder acceder a las instalaciones portuarias. Esta extensa área de foresta confiere a la marina un toque muy especial al estar ubicada en un paraje natural y alejada de los principales centros urbanos. Por otro lado el manglar hace de barrera en el caso de que se produjese un tsunami. Para poder acceder a la marina fue necesario tener un control exacto de las mareas (con amplitudes superiores a los tres metros) y recorrer las ocho millas desde la desembocadura haciendo coincidir la pleamar en la última parte del trayecto.
 


 Cuando arribamos amarramos en el muelle de tránsito y espera. Habíamos dado por finalizada la temporada de navegación y ahora debíamos emprender una serie de labores de mantenimiento para dejar en orden y a buen recaudo al Tin Tin durante nuestra larga estancia en España. 
 


 En estas fechas muchos navegantes dan también por finalizada la temporada y nos volvemos a encontrar. Siempre es un placer conversar con otras personas de diferentes países y lenguas sabiendo que nos une un mismo ideal. A veces pasan las horas sin enterarnos intercambiando anécdotas, datos, vivencias...
 



 Entre otras labores de hibernación y mantenimiento para el Tin Tin, está la retirada de las velas, su endulzado, secado, plegado y estiba. Esta labor es muy importante y a la vez laboriosa requiriendo cierta habilidad cuando el espacio disponible es muy reducido como se ve en la imagen. Gestionar adecuadamente los setenta metros cuadrados del génova no fue fácil. 


 

 La revisión de la jarcia firme, al menos una vez por temporada, es otro de los trabajos que hay que realizar escrupulosamente si no queremos encontrarnos con desagradables sorpresas en la temporada siguiente. Se accede al tope del mástil y poco a poco se va bajando observando detenidamente todos los componentes y arraigos sacando una fotografía de cada uno de ellos. De esa manera podremos comparar el estado actual con los archivos fotográficos anteriores.



 En la siguiente imagen podéis observar el foso destinado a sacar del agua las embarcaciones. Al fondo y a la derecha está el Tin Tin. Estuvimos dos días a flote antes de varar el barco. Cada día sacan a tierra tres embarcaciones coincidiendo con el periodo próximo a la pleamar.
 


 Por fin el momento llegó y el Tin Tin de nuevo abandonó las aguas en manos de los profesionales de la marina. Otra posibilidad es dejar el barco a flote, pero a nosotros personalmente nos gusta dejarlo en seco por razones obvias de seguridad y mantenimiento.
 



 A partir de este momento debimos de acometer otra serie de trabajos encaminados a mantener en correcto estado todos los mecanismos, entre ellos: endulzado de la cubierta; arranque de los motores (principal, generador y aire acondicionado) con agua dulce + líquido refrigerante para evitar corrosiones internas en el circuito externo de refrigeración; extracción de los cuatro inyectores del motor principal; limpieza de la sentina y chequeo de las bombas, pisones y reguladores/alarmas de nivel; arriado y revisión del equipo de fondeo; arriado y revisión del dinghy y motor fueraborda; descongelación de la nevera y congelador; cloración de las bombas y tanques de agua dulce; tratamiento de los inodoros; aplicación de biocida a los tanques de diésel; retirada de la cubierta de todos los equipos de seguridad; aislado y clausura del sistema de gas; revisión y limpieza del cabrestante; adecuación de un panel solar para que mantenga cargadas las baterías; revisión de todo el sistema de gobierno (manual y pilotos automáticos); estiba de la electrónica...etc.
 


 Entre otras cosas, en esta ocasión le ha tocado el turno a los inyectores del motor principal, los cuales nos acompañarán hasta Asturias para que les hagan una buena revisión y regulación. Son muchas cosas de las que hay que estar pendiente en una embarcación de crucero, pero con un poco de maña, sentido común y una serie de protocolos, se pueden llevar correctamente.
 


 El día 15 de abril salimos para España. Como siempre tenemos que realizar un largo trayecto haciendo coincidir los diferentes vuelos y destinos. Esta vez será: KRABI – KUALA LUMPUR – FRANKFOURT – HAMBURGO – MADRID – ASTURIAS llegando sobre las 21.30 horas del día 16 a Gijón. A partir de ese momento se abre un nuevo periodo para disfrutar de la familia, amigos y del paraíso natural que es Asturias. A Tailandia volveremos a finales del mes de noviembre y como adelanto de las dos próximas temporadas de navegación, os comentamos los siguientes proyectos:

TEMPORADA 2016: visitaremos las islas de Andamán que corresponden a la India y se encuentran a unas 400 millas al oeste de la isla de Puket con retorno de nuevo a Tailandia al final de la temporada.

TEMPORADA 2017: dependiendo de la situación en Somalia y alrededores, intentaremos acceder al Mediterráneo a través del Mar Rojo. El Tin Tin se establecerá de manera permanente en Turquía o Grecia.




Como ya sabéis estamos ultimando una nueva publicación que con el título ENTRE MAR Y VIENTO (Volumen II, Océano Pacífico) saldrá a la luz en breve y coincidente con nuestra visita a España. Es una obra muy densa con más de 600 páginas en la cual mientras Isabel relata el viaje del Tin Tin a través del océano Pacífico (al igual que realiza en su anterior obra MECIDA POR LAS OLAS) Guillermo va introduciendo diferentes temas que corresponden a los aspectos técnicos y psicológicos que afectan directamente a los navegantes de crucero siendo estos nuevos trabajos una ampliación y actualización de su libro DESDE LA MAR. Como adelanto os dejamos a continuación el índice de la obra. Recordar que este libro lo escribimos entre los dos, por eso se muestra en amarillo y cursiva las intervenciones de Guillermo y el resto las de Isabel.



 
 Capítulo 1º.- REMEMORANDO TIEMPOS PASADOS  
                      Introducción
                      Afrontar el reto
 Capítulo 2º.- PANAMÁ, ENTRE DOS OCÉANOS
                      Longitud de la cadena de fondeo
                      Drogas
                      Transmundistas náuticos
Capítulo 3º.- ECUADOR, TIERRA DE ORGULLO Y BUENA GENTE
                      Navegando rumbo sur
                      Bahía de Caráquez, el reino de los indios Cara
                      Listado de repuestos
                      Sudamérica, un viaje inolvidable
                      Una huida sin papeles
                      Galvanizado
                      Una frase no apta para mediocres
Capítulo 4º.- LA GRAN TRAVESÍA SURCANDO EL PACÍFICO 
                      Limpieza de la hélice
                      La ruta ideal
                      Los piratas y las armas a bordo
                      Nutrición y dietas
                      A cuestas con el apéndice
                      Invadidos por los percebes
                      Anisakis
Capítulo 5º.- ISLAS MARQUESAS, TIERRA DE SUEÑOS IDÍLICOS
                      Hiva Oa, la tierra soñada
                      Tahuata, intoxicados en el paraíso
                      Aloe vera, la planta de la inmortalidad
                      Ua Pou, la catedral de basalto La gran Nuku Iva
                      Compartiendo el espacio
                      Lucha contra los mosquitos
Capítulo 6º.- TUAMOTU, EL ARCHIPIÉLAGO PELIGROSO
                      Kauehi, entre perlas y tiburones
                      Problemas idiomáticos
                      Tocamos
                      Libertad
                      Fakarava, la tierra de los ancestros
                      Toau, un pase turbulento
                      Un inquietante espectáculo
Capítulo 7º.- ISLAS SOCIEDAD, LA MORADA DE LOS DIOSES
                     Con mucha miga
                     Tahiti, la isla del amor
                     Otro icono de la navegación
                     Moorea, la isla mágica
                     Vía de agua
                     Raiatea, la isla sagrada
                     Tahaa, la isla con perfume a vainilla
                     Pon un biocida en tu diésel
                     Bora Bora, la isla soñada
                     Entuerto en la cadena
Capítulo 8º.- TONGA, EL ÚLTIMO REINO FEUDA
                     Atravesando la línea de cambio de fecha
                     Camino a la inmortalidad
                      Vava'u, la isla con forma de medusa
                      Vida contemplativa
                      Vida de fondeo y tinta de calamar
                      Ha'apai, entre conspiraciones y motines
                      Tongatapu, la morada del rey
Capítulo 9º.- AOTEAROA, LA TIERRA DE LOS MAORÍS
                      Una delicada travesía
                      Cosas que se pierden, caen o se desplazan
                      Resistencia de la tripulación en la mar
                      Whangarei, territorio de guerreros
                      Desaireos de los tanques de combustible
                      Auckland, la ciudad de las velas
                      Tiempo de revisiones
                      Jet-lag
                      Protocolo de invernaje
                      Incógnitas sencillas de calcular
                      Tensión de la jarcia firme
                     Hélices de dos o tres palas
Capítulo 10º.- UNA TRAVESÍA COMPLICADA, NUEVA ZELANDA-FIJI
                      Opua, una parada inesperada
                      La complicada meteorología del Pacifico sur
                      Travesía, rumbo a Fiji
                      Barajar los pesqueros
                      Retenes
Capítulo 11º.- FIJI, A LAS PUERTAS DE LA MELANESIA
                      Suva, crisol de culturas
                      Una anécdota muy singular
                      El atolón de Beqa
                      Mamanukas
                      Hélice trabada
                      Malolo Lailai
                      Port Denarau, Lautoka y Nadi
                      Yasawa, donde el agua siempre es azul
                      Pequeño detalle en el pozo de anclas
                      Querido amigo
                      Blue Laggon
                      Naviti, nadando entre mantas gigantes
 
Capítulo 12º.- VANUATU, DONDE REINA LA FELICIDAD
                      Navegación y acrobacias
                      La isla de Efate
                      Aceite motor
                      Trueque
                      Epi, donde moran los Lysepsep
                      Malakula, tierra de caníbales
                      Maskelyne Island
                      Conscientes del paraíso
                      Gris
                      Inmersos en el pasado
                      Ambrym, la isla temida
                      Siempre bueno
                      La isla de Maewo
                      Un emocionante sistema de pesca
                      La isla de Ambae, la morada del dios Tagaro
                      Espíritu Santo, la última recalada
                      Y para colmo luna llena
Capítulo 13º.- CHESTERFIELD, UN MUNDO DE CORAL
                      Un arrecife como destino
                      Sin necesidad de física cuántica
                      El reino de las aves
                      Haciendo Guardias
                      Conexión a Internet oceánica
                      La gran colonia penal
Capítulo 14º.- LA CODICIADA “TERRA AUSTRALIS”
                      Bundaberg, una bienvenida inoportuna
                      Hélices fijas o plegables
                      Enfermedades que produce el calor
                      Fraser Island, navegando entre bajos
                      Gold Coast, el paraíso turístico
                      Aire acondicionado
                      Gas butano o propano
Capítulo 15.- LA GRAN BARRERA DE CORAL AUSTRALIANA
                      En busca de aguas cristalinas
                      Picaduras venenosas
                      Ceñir en la historia
                      Magnetic Island
                      Fondeo: resistencia y carga de trabajo
                      Fondeo: simulando la fuerza del viento
                      Hinchinbrook Island
                      Paseo por la foresta
                      Cairns
                      Low Islets
                      Lizard, isla Lagarto
                      Detalle de un día
Capítulo 16º.- RUMBO AL TERRITORIO NORTE
                      Millas y más millas
                      Inocente ignorancia
                      Navegación en conserva
                      Cabo York, en el Estrecho de Torres
                      Cruzando el Golfo de Carpentaria
                      Cabo Wessel
                      Mantenimiento de las baterías de arranque
                      Darwin
                      Aprendiendo de la experiencia ajena
Capítulo 17º.- LA VERDADERA HISTORIA DEL PUEBLO ABORIGEN
                      Miedo a la insignificancia
Capítulo 18º.- LOS MARES DEL SUR, UN RETAZO DE HISTORIA
                      Disfrutar la aventura
                      Sueños e ilusiones

 

 
De igual forma que en años anteriores, se están organizando nuevos cursos de meteorología práctica (15 horas lectivas) cuyas fechas y horarios se informará convenientemente en este espacio. Por el momento los lugares donde se impartirán los cursos son: Madrid, Vigo y Gijón. Todas las entidades u asociaciones interesadas en la organización de este tipo de cursos, ponerse en contacto con nosotros a través de velerotintin@gmail.com.
 
PROGRAMA

Viernes
De 19.30 a 22.30
     ● Previo: variables meteorológicas realmente importantes
                 ● Trabajo: elaboración de fichas prácticas

Sábado
De 09.30 a 13.30
Práctica: determinación de los sistemas meteorológicos
                  ● Práctica: análisis del campo de la presión

            De 16.00 a 20.00
 ● Práctica: análisis de vientos y corrientes predominantes
 ● Práctica: previsión del tiempo y altura de las olas

Domingo
De 09.30 a 13.30
Práctica: previsión del tiempo y altura de las olas

Práctica: previsión del tiempo y altura de las olas
 
Como información complementaria, en el siguiente enlace hay un reportaje fotográfico de varios cursos que se impartieron el año pasado: CURSO DE METEOROLOGÍA

 
 
CURSOS PRÁCTICOS DE ALTO RENDIMIENTO
(Te asesoramos directamente en la mar)
También, y al igual que el año pasado, abrimos una nueva convocatoria de los cursos de alto rendimiento NAVEGAMOS CONTIGO cuyas bases están contenidas en el siguiente enlace como SEGUNDA PROPUESTA. Los interesados poneros en contacto con nosotros a través de velerotintin@gmail.com




Muchísimas gracias a nuestros lectores con cuya colaboración hemos superado los 3.500 libros vendidos. La publicación MECIDA POR LAS OLAS está agotada, y DESDE LA MAR, en su 2ª Edición, sigue disponible. Los interesados en adquirir DESDE LA MAR (2ª Edición) deben de acceder al blog: Los Libros del Velero Tin Tin y tras enviar el pedido, recibirán el libro en un plazo máximo de 24 horas a través de la empresa MRW.


NUESTROS LIBROS
Toda la información pinchando en las carátulas: